Google+ Badge

jueves, 31 de marzo de 2016

Dosis para la capa neocórtex

Hora de darle dosis de parrafos y letras a mi capa neocórtex, y de esa manera logra reduccir el virus de la ignorancia.

Y
 
¡Feliz lectura!

Recomiendo el libro

El último judío del escritor estadounidense Noah Gordon

Sinopsis
El último judío toma como punto de partida la expulsión de los judíos en la España del siglo XV y como protagonista al joven Yonah Toledano. Cuando Yonah es separado de los únicos miembros de su familia que quedan con vida, se ve forzado a abandonar su hogar en búsqueda de un nuevo lugar donde poder establecerse sin tener que renunciar a sus creencias. Contrario a la conversión e involucrado además en la investigación del robo de reliquias, inicia un largo periplo por la España de la Inquisición, durante el cual deberá recurrir a su ingenio para salvaguardar su secreto. Los cambios continuos de identidad y de oficio serán duros de encajar, pero las dificultades no harán sino forjar su personalidad y reafirmar sus orígenes. Desde sus días de pobreza y soledad hasta sus últimos años como reputado médico, seguimos la vida de este extraordinario personaje y de un no menos interesante periodo histórico, en el que las traiciones e intrigas estaban a la orden del día. El viaje iniciático de Yonah le sirve a Noah Gordon, autor de El médico y La bodega, como eje central de una novela que, a modo de tapiz, abarca desde la descripción minuciosa de los acontecimientos históricos y el análisis de la compleja convivencia entre judíos y cristianos, hasta la disección de la vida interior de un hombre sometido a unas circunstancias excepcionales.

Extracto del libro

Tenemos que aprender a enamorarnos de la humanidad, tenemos que prestar más atención al dolor ajeno. El artifíce de la existencia nos ha dado una conciencia existencial y, en el centro de ella, está la sed de libertad. Y no se puede ser libre en el teatro social si no lo hemos sido antes en el teatro psíquico. Y no se puede ser libre en el teatro psíquico sin respetar a los que piensan y creen de manera diferente a nosotros [....] En mi humilde opinión, deberíamos frecuentar grupos, pero no pertenecer a ninguno de ellos. Entre frecuentar y pertenecer hay una diferencia enorme. Judíos, musulmanes, cristianos, budistas, hinduistas, incluso miembros de partidos políticos deberían pertenecer en primer lugar a la humanidad y después a su grupo; en caso contrario,surgirá el fundamentalismo religioso y el radicalismo ideológico y, consecuentemente, nunca beberemos del cáliz de la tolerancia ni sentiremos el paladar de la solidaridad. El futuro de la humanidad podrá ser sombrío.

Libro El coleccionista de Lágrimas
Escritor Basilero: Augusto Cury

Foto del día

Fotógrafo: Edgar Mendoza
Mirador Costanza
Edo. Nueva Esparta
Venezuela