Google+ Badge

jueves, 31 de marzo de 2016

Extracto del libro

Tenemos que aprender a enamorarnos de la humanidad, tenemos que prestar más atención al dolor ajeno. El artifíce de la existencia nos ha dado una conciencia existencial y, en el centro de ella, está la sed de libertad. Y no se puede ser libre en el teatro social si no lo hemos sido antes en el teatro psíquico. Y no se puede ser libre en el teatro psíquico sin respetar a los que piensan y creen de manera diferente a nosotros [....] En mi humilde opinión, deberíamos frecuentar grupos, pero no pertenecer a ninguno de ellos. Entre frecuentar y pertenecer hay una diferencia enorme. Judíos, musulmanes, cristianos, budistas, hinduistas, incluso miembros de partidos políticos deberían pertenecer en primer lugar a la humanidad y después a su grupo; en caso contrario,surgirá el fundamentalismo religioso y el radicalismo ideológico y, consecuentemente, nunca beberemos del cáliz de la tolerancia ni sentiremos el paladar de la solidaridad. El futuro de la humanidad podrá ser sombrío.

Libro El coleccionista de Lágrimas
Escritor Basilero: Augusto Cury